lunes, 28 de diciembre de 2009

Alberto Barros dedica dos discos a la salsa colombiana


"Es la más bailable del mundo", afirma
Reúne a figuras como Daniel Silva, Saulo Sánchez, Carlos Mario, Cali Alemán y Mirabays
Arturo Cruz Bárcenas

"La salsa colombiana es la más bailable y comercial del mundo", afirmó Alberto Barros, quien ha dirigido en cuatro momentos diferentes a uno de los grupos representativos del género: Niche, y ha reunido a talentos colombianos en dos discos.
En entrevista telefónica con La Jornada, desde Miami, Florida, Barros expresó que esos discos, titulados Tributo a la salsa colombiana 1 y 2, han sido un acierto y han gustado en varios países de América Latina, así como en Estados Unidos. La razón es sencilla, se escucha a figuras como Daniel Silva, Saulo Sánchez, Carlos Mario, Cali Alemán, Arnold Moreno, Jairo Andrade, Álvaro Granobles, Harold Peláez, Carlos Brito, Carlos Guerrero, Mirabays, Marlon Betancur y una revelación: Luis Lambis Jr, de 16 años, hijo del gran autor colombiano Luis Lambis.
Comentó: "La verdad, con estos discos superamos las expectativas. Todo empezó con la idea de hacer una compilación pequeña, pero pronto tuve muchos nombres de talentos. Lo demás se fue dando con facilidad. Luego llegó la idea de presentar el espectáculo en vivo. Hemos estado en Curazao, Ecuador, Estados Unidos y México, entre otros países".
Barros se ha dado a la tarea de rescatar talentos. "Hay voces que llevan muchos años en el medio, que aún tienen mucho que dar y que han mostrado una parte de la salsa colombiana. En la actualidad, en Colombia sobresalen unas 50 orquestas de ese ritmo, lo cual demuestra que atraviesa por un buen momento", precisó.
Consideró que en México también hay talento, pero que no se difunde en la radio, aunque sí se da a conocer por los sonideros. "En mi caso, utilizo estos discos tributo de trampolín para que se conozcan los talentos de ayer y de hoy".
Comparada con la salsa puertorriqueña, la colombiana se adapta más al bailador, porque es más sabrosa, por eso llega al corazón de los mexicanos, comentó.
En sus presentaciones, Barros y compañía han puesto a bailar a miles, "no tiene precio la reacción de la gente, y sus aplausos, eso nadie me lo va a poder quitar. No importa que no se sepa bailar, lo importante es dejarse llevar por el ritmo y el sentimiento de la música. Hay que mover los pies y expresarse como sea".
–Hoy, ¿qué significa Niche para usted?
–Es la orquesta que abrió muchas puertas. Impartimos muchos talleres de música... fue una gran escuela. Yo estuve tres años cada vez, en cuatro ocasiones.
Alberto Barros se ha presentado en México en sitios como el World Trade Center y la Maraka. Regresará al país el primer trimestre de 2010.
Por sus altas ventas, la producción ya es disco de oro. Contiene temas como La cita, Sin sentimiento, Gotas de lluvia, Invierno en primavera, Sin mentiras, De punta a punta, En Barranquilla y Me quedo, entre otros.



Fuente: jornada.unam.mx